El Ministerio Público detuvo al ciudadano Walter Ríos Montalvo, quien fungía como presidente de la Corte Suprema de Justicia del Callao. Ríos ya había renunciado a su cargo a raíz de unas comprometedoras grabaciones que parecen evidenciar su implicación en un caso de tráfico de influencias.

El fiscal adjunto de control interno Jaime Velarde quedó a cargo de la investigación de este caso, para lo cual se ordenó la detención provisional de Ríos por un plazo 72 horas. La detención se efectuó el domingo 15 de julio de 2018, tras el allanamiento de la vivienda del sospechoso, ubicada en el distrito de San Miguel, Lima. Se incautaron además varios documentos y equipos informáticos de valor probatorio, y posteriormente se trasladó al ex presidente de la Corte del Callao a la carceleta del Ministerio Público ubicada en la avenida Abancay de la ciudad de Lima.

El fiscal Velarde actuó en este caso en reemplazo del fiscal principal de control interno, Víctor Rodríguez Monteza, debido a que éste también apareció en las grabaciones que fueron difundidas por el portal IDL-Reporteros en días pasados. Como fiscal, Monteza había solicitado a dicho portal entregar todo el material sonoro y revelar las fuentes de los mismos.

Al salir de su vivienda rumbo a la carceleta, Walter Ríos rindió declaraciones a la prensa, asegurando que se sometería a las autoridades “como un ciudadano común y corriente”, y que no piensa escapar del país ni de la administración de justicia. Al planteársele la posibilidad de que aparezcan más grabaciones que lo comprometan, el funcionario aseguró no temer a dicha posibilidad. Insistió en que rendirá declaraciones a las autoridades correspondientes, y no a la prensa, para no vulnerar el secreto de la investigación que está en curso.

Los peruanos han estado atentos al resultado de estos casos y esperan que se aplique estrictamente lo que estipulan las leyes.